(0034) 976 45 50 88
| Iniciar Sesión
Ir a LinkedIn Ir a Facebook Ir a X Ir a Youtube


La Declaración de Luxemburgo: qué es y por qué adherirse

14/06/2024 | Noticias, · Empresa

La Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo elaboró en 1997 la Declaración de Luxemburgo, un documento de consenso en el que se establecían los principios básicos de actuación y el marco de referencia de una buena gestión de la salud de las plantillas en las empresas.

En un mundo cada vez más consciente de la importancia del bienestar en el entorno laboral, donde las organizaciones buscan estrategias para mejorar su rendimiento, atraer talento y ser sostenibles a largo plazo, esta declaración se erige como un pilar fundamental. Desde 1997 múltiples organizaciones a nivel europeo se han adherido a ella, como es el caso de Implaser. Eso nos lleva a las compañías a incorporar los principios de la declaración a nuestras estrategias empresariales y a los servicios ofrecidos a nuestros clientes.

La adhesión a la Declaración de Luxemburgo significa que nos comprometemos a aceptar e implementar los objetivos básicos de la promoción de la salud en el entorno laboral. Lo que a su vez supone el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales.

Qué beneficios tiene adherirse a la Declaración de Luxemburgo

Las organizaciones que deseen adherirse a la Declaración de Luxemburgo se comprometen a poner en práctica los principios que en ella se defienden y a difundirla. Además, deben estar dispuestas a compartir y promover sus conocimientos y buenas prácticas. Entre los beneficios de la adhesión destacan estos cinco:

  1. La mejora del clima laboral y del bienestar de las personas en su entorno laboral.

    Adherirse a la Declaración de Luxemburgo implica implementar políticas y prácticas que fomentan un ambiente de trabajo saludable. Las acciones van desde asesoramiento psicológico, fomento de prácticas deportivas o medidas para reducir el estrés. Un entorno de trabajo saludable no solo mejora el bienestar físico de los empleados y empleadas, sino que también tiene un impacto positivo en su salud mental y emocional. Las personas que se sienten valoradas y cuidadas tienen mayor satisfacción laboral. Eso se traduce en menor rotación de personal y un mejor clima laboral.

  2. Aumento de la productividad.

    El personal que se siente bien es más productivo. La reducción del estrés y la promoción de un ambiente de trabajo positivo contribuyen a que el personal esté más motivado y sean más eficiente en sus labores. Un entorno de trabajo saludable reduce el absentismo laboral, lo que mejora la eficiencia operativa de la empresa.

  3. Mejora de la imagen corporativa.

    Las empresas que promueven activamente la salud en el trabajo son percibidas de manera más positiva, tanto por la sociedad en general como por clientes, proveedores, inversores, personal actual y por el futuro talento que pueda llegar a la compañía. Una empresa comprometida con el bienestar de su plantilla proyecta una imagen de responsabilidad social y ética empresarial. Eso ayuda a fidelizar a la plantilla y a atraer nuevo talento. Una buena imagen corporativa es un activo invaluable en el mercado actual.

  4. Cumplimiento normativo y prevención de riesgos.

    La promoción de la salud en el trabajo está alineada con el cumplimiento de normativas laborales y de seguridad. Adoptar los principios de la Declaración de Luxemburgo puede ayudar a las empresas a cumplir con las leyes y regulaciones locales, nacionales e internacionales. Este enfoque proactivo asegura que la empresa esté un paso por delante en términos de cumplimiento legal y responsabilidad social.

  5. Promoción de la creatividad y la innovación.

    Un clima laboral saludable es caldo de cultivo para la creatividad y la innovación. Las personas motivadas y cuidadas tienen mayor predisposición a la hora de generar nuevas ideas y soluciones que favorezcan a la empresa. Además, muchas iniciativas de bienestar incluyen la generación de espacios y tiempos dedicados a la creatividad y a la colaboración.

Un paso más como empresa saludable

Con la Declaración de Luxemburgo en Implaser reafirmamos nuestro compromiso con la promoción de la salud en el trabajo, el fomento de entornos saludables y la mejora del bienestar laboral. Pero este es solo un paso más, ya que llevamos muchos años trabajando para ser una empresa saludable.

Esto lo ratifica la ‘Memoria empresa saludable’ que presentamos a los Premios MAZ y que nos valió el reconocimiento en el año 2022. Un hito que recientemente hemos recordado en el X aniversario de los Premios Empresa Saludable de la mutua. Estos galardones tienen el objetivo de reconocer el esfuerzo que las empresas realizan, día a día, en el desarrollo de políticas preventivas para proteger la salud y la seguridad de trabajadores y trabajadoras y, de esta forma, reducir la siniestralidad, mejorar las condiciones de trabajo y fomentar el bienestar.

Implaser fue especialmente reconocida por MAZ por involucrar a la plantilla en la actividad física. Entre las acciones que hemos puesto en marcha en esta materia destaca el equipo “IMPLARUNNERS”, integrado por trabajadores y trabajadoras de Implaser, con el que participamos cada año en la carrera organizada por ESIC para empresas; la colaboración y patrocinio de eventos deportivos, como el “Rally Todo Terreno de Zuera”; y la promoción del ejercicio y la vida saludable en la empresa, gracias, entre otras acciones, a habilitar un gimnasio en nuestras instalaciones para el uso de todo el personal.


Compartir en Redes Sociales: Facebook Twitter Whatsapp LinkedIn Telegram Email
Llamar a Implaser